viernes 17 de mayo de 2024 21:01 pm

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

Los dos riñones de Max Azzarello fueron trasplantados y pudo salvar la vida de dos personas en la lista de espera nacional, luego de que el hombre se prendiera fuego a las afueras del tribunal donde se llevaba a cabo el juicio de Donald Trump.

El hombre que se quemó vivo el pasado viernes a las afueras de la corte de Manhattan donde se juzga el expresidente Donald Trump, Max Azzarello era un donante de órganos registrado cuyos riñones ya han sido trasplantados a dos pacientes necesitados, de acuerdo con una organización que coordina los trasplantes.

“Ambos riñones del Sr. Azzarello fueron trasplantados y pudo salvar la vida de dos personas en la lista de espera nacional“, indicó Leonard Achan, presidente del grupo sin fines de lucro de donación de órganos LiveOnNY, en un comunicado.

“Expresamos nuestro más sentido pésame a la familia y amigos del Sr. Azzarello durante este momento difícil“, continuó. “Nuestros pensamientos y plegarias están con ellos.”

Azzarello, un sujeto de Florida, de 37 años, descrito por sus amigos como una persona brillante, pero que padecía de problemas mentales, murió horas después de inmolarse en el parque Collect Pond, frente a donde se estaba llevando a cabo el juicio por el dinero secreto de Trump, informó New York Post.

El sujeto, que se autodenominó “investigador” que escribió numerosos artículos sobre teorías de conspiración sin sentido, viajó a la ciudad de Nueva York desde Florida (sin que su familia supiera) y había estado protestando frente a la Corte, donde atacó a líderes políticos de ambos lados.

“Este acto extremo de protesta es para llamar la atención sobre un descubrimiento urgente e importante: somos víctimas de una estafa totalitaria, y nuestro propio gobierno (junto con muchos de sus aliados) está a punto de golpearnos con un golpe mundial fascista apocalíptico”, escribió Azzarello en parte de un manifiesto divagante publicado en su página Substack.

Las autoridades invadieron la zona luego del impactante acto de Azzarello, una ambulancia lo trasladó a la unidad de quemados en el hospital más cercano.

El hombre estuvo por horas en estado crítico antes de perder la vida a las 10:30 de la noche.

Sus amigos lo describieron como un sujeto propenso a la soledad y vulnerable a las teorías de conspiración pese a su abrumadora inteligencia.

“Era el hombre más grandioso que he conocido en mi vida y lo adoraba”, dijo una amiga de la familia, Jamie Black, de 63 años, de Sea Cliff.

“Era brillante y uno de mis amigos más cercanos. Estoy devastada.”

Pese a sus problemas de salud mental, Azzarello era conocido por su naturaleza bondadosa y generosa.

Sin embargo, aún se estaba recuperando de la muerte de su madre en 2022, y su psique sufrió una fuerte caída, expresaron fuentes y amigos.

Los funcionarios de Florida detuvo al hombre tres veces durante varios días en el mes de agosto por cargos que incluían alteración del orden público y daños a la propiedad.

Por Marlyn Montilla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *