viernes 17 de mayo de 2024 20:33 pm

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

El comité disciplinario de la Federación de Fútbol iraní anunció una multa de 3,000 millones de riales ($4,500 dólares) por el abrazo.

El arquero de fútbol del Esteghlal, equipo que se encuentra en la primera posición de la máxima categoría iraní, Hossein Hosseini fue insólitamente penalizado por defender de la policía a una fanática que no llevaba el velo obligatorio impuesto por el régimen de Teherán.

La Federación Iraní de Fútbol no sólo no respaldó al jugador sino que lo multó y sancionó duramente por haberla defendido.

Los hechos comenzaron el 12 de abril cuando, al final del encuentro entre el Aluminium de Arak y el Esteghlal (0-1), una aficionada saltó al terreno de juego y llegó hasta Hosseini, a quien abrazó brevemente.

Tras el abrazo comenzó una discusión entre el 11 veces internacional con la selección iraní y la seguridad del encuentro, según se puede observar en vídeos del partido. Mientras Hosseini salía del terreno de juego acompañado por la seguridad los aficionados gritaron “descarado” -un apelativo habitual en el fútbol iraní- aparentemente a los efectivos de mantener el orden.

El comité disciplinario de la Federación de Fútbol iraní anunció una multa de 3,000 millones de riales ($4,500 dólares) por el abrazo, hecho que el jugador recibió con aparente flema, según medios iraníes.

“Pagaré estos 300 millones de tomanes (fracción del rial) sin problema por esa aficionada”, dijo a periodistas Hosseini el 19 de abril tras un encuentro con el Shams Azar en Teherán, recogió el medio deportivo 360. Hosseini además dio las gracias al comité disciplinario por su rapidez en emitir una decisión. “Estoy feliz de que el comité disciplinario haya sido amable y me haya sancionado en 4 días”, dijo el futbolista de 31 años.

La Federación Iraní de Fútbol citó esa entrevista como parte del motivo de la sanción de un partido y consideró que el jugador transgredió el artículo 71 de su código disciplinario. Ese artículo establece un partido de sanción a los jugadores que en entrevistas, artículos u otros medios “insulten a los oficiales de la competición”.

En la República Islámica no está permitido el contacto público entre hombres y mujeres que no pertenezcan al mismo círculo familiar. Durante 40 años, la República Islámica de Irán no permitió la asistencia de mujeres a los estadios, un tabú que se rompió en 2019 en un Irán-Camboya al que acudieron 3,500 mujeres, ante las presiones de la FIFA. Desde entonces se permite la entrada de números limitados de mujeres a los estadios.

Por Joiner Martínez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *