jueves 25 de julio de 2024 00:28 am

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

Lucía García, fue llevada al hospital de Staten Island por un supuesto malestar por su padre que no sabía de su embarazo, cuando la joven dio a luz en el baño y abandonó al bebé recién nacido.

Una mujer migrante fue detenida en sábado luego de que fuese descubierta en el vestíbulo de un hospital de Staten Island cubierta de sangredespués de que abandonara a su bebé recién nacido en el bote de la basura del baño, informaron las autoridades.

Los funcionarios se apersonaron en el Hospital de la Universidad de Staten Island cerca de la 1:00 de la madrugada luego de que un oficial del NYPD que trabajaba allí viera a la madre, originaria de México y que había emigrado a Estados Unidos hace unos 10 meses, totalmente cubierta de sangre.

Los agentes y un equipo de limpieza del centro hospitalario escucharon el llanto del infante descubriendo de donde provenía encontraron al bebé en el baño, que fue trasladado a un hospital de Manhattan en condición estable.

El padre de Lucía García, de 21 años, Ambrosio García, de 41, dijo que la había llevado al hospital el viernes en la noche porque se sentía mal, pero la joven había insistido en que no estaba embarazada y que le había escondido su condición.

“Ella dijo que tenía su período cuando salió del baño”, dijo García el sábado, mientras sus ojos se llenaban de lágrimas. “Tenía mucha sangre sobre ella”, recordó.

“Entonces la policía entró al baño y otro hombre lo limpió. Había un bebé allí que encontraron en el bote de basura”.

La mujer, que solicitaba asilo, fue acusada por poner en peligro el bienestar de un niño y de ponerlo en peligro imprudente, declaró la policía.

Cuando la madre salió del baño, el agente del NYPD pensó que precisaba de ayuda médica debido a la sangre que tenía por toda la ropa e informó al personal del hospital, quienes la examinaron, indicó una fuente policial.

“Pensaron que tenía una hemorragia”, señaló la fuente.

El abuelo de la criatura dijo que las autoridades se llevaron a su hija luego de hallar al recién nacido, y que no ha hablado con ella desde ese momento.

“Ella está allí sola”, expresó el padre.

“Me siento tan mal. No sé si ella está bien. Estoy triste porque no sé lo que voy a hacer. No tengo dinero para un abogado, no gano tanto. Estoy muy triste. Yo también me siento mal. Nunca pensé que esto hubiera sucedido”.

Lucía García contaba con solo 32 semanas de embarazo, declararon las fuentes de la policía.

El padre dijo que tenía cuatro años en la ciudad y que su hija había llegado en julio de 2022. Su madre permanece en México.

El padre y la hija comparten una habitación en un apartamento en Staten Island y ella laboraba lavando platos en un restaurante cercano hasta que cerró hace pocas semanas.

García indicó a New York Post que le había preguntado a la joven si estaba embarazada hace unos tres meses. “Se podía ver un poco aquí”, dijo sobre su hija, señalando su estómago.

“Ella dijo: ‘No, no, no estoy embarazada’”.

García dijo que se sintió aliviado al saber que su nuevo nieto estaba bien.

“Alguien vino y me dijo que el bebé estaba vivo [anoche] y que estaba bien”, expresó García.

“Que ella lo había tirado a la basura. Me encantaría tener un nieto, sería mi primer nieto”.

eldiariony.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *