sábado 25 de mayo de 2024 13:06 pm

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

Tres inmigrantes hispanos fueron acusados de matar a puñaladas a otro de ellos en una pelea dentro de uno de los recientes refugios instalados por la alcaldía de Nueva York.

Tres inmigrantes hispanos fueron acusados de matar a puñaladas a otro de ellos en una pelea en uno de los recientes refugios instalados en la ciudad de Nueva York, según el fiscal de distrito de Manhattan.

Moisés Coronado (27), Ferneys Horta (33) y Anthony Navas (27) fueron acusados de homicidio involuntario en primer grado y agresión en grupo por la muerte de Dafren Cañizalez (24) la noche del 6 de enero en Randall’s Island, anunció el martes el fiscal de distrito de Manhattan, Alvin Bragg. Coronado enfrenta además un cargo de homicidio en segundo grado, acotó NBC News.

“Como se alega, Dafren Cañizalez fue brutalmente asesinado en un ataque de un grupo, que lo atrapó y lo persiguió hasta que se desplomó”, dijo el fiscal Bragg. “Todos los que vienen a nuestra ciudad merecen estar seguros y continuaremos responsabilizando a quienes cometen actos graves de violencia”.

Los tres hombres y Cañizalez se alojaban en el refugio en Randall’s Island cuando estalló la violencia en la fila para pedir comida y Coronado salió a buscar un cuchillo que luego fue recuperado en la escena, según documentos judiciales.

Los médicos llevaron a Cañizalez a un hospital local donde eventualmente fue declarado muerto. Según los informes, Coronado intentó huir después del ataque, pero la seguridad del sitio lo detuvo y luego fue arrestado por la policía. Horta y Navas fueron capturados dos días después, dijo el fiscal Bragg.

Todos los cargos son meras acusaciones y se presume que las personas procesadas son inocentes hasta que se pruebe su culpabilidad en un tribunal.

Menos de dos semanas más tarde otro joven de 24 años fue apuñalado en el cuello en ese mismo refugio para inmigrantes administrado por la alcaldía de Nueva York y logró sobrevivir.

La crisis migratoria ha marcado los dos años de la gestión del alcalde de Nueva York, Eric Adams, en medio de una batalla política nacional entre demócratas y republicanos. Se estima que entre abril de 2022 y diciembre de 2023 NYC gastó aproximadamente $3.5 mil millones de dólares en alojamiento y servicios para las más de 164,500 personas que pasaron por el centro de admisión de la ciudad.

La situación ha sobrecargado el sistema de refugios de la ciudad. Según recuentos del gobierno local, la población del sistema de albergues pasó de menos de 50,000 en julio de 2022 a alrededor de 120,000 en noviembre.

En septiembre el alcalde Adams declaró que la llegada masiva de inmigrantes “destruirá” a la ciudad. La situación ha provocado, según sus propias palabras, recortes de gastos “extremadamente dolorosos” que afectarán a millones de neoyorquinos y obstaculizarán a todas las agencias municipales alegando la falta de recursos del gobierno de Joe Biden.

El Diario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *