sábado 24 de febrero de 2024 22:09 pm

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

SANTO DOMINGO.- El ministro de Relaciones Exteriores de República Dominicana, Roberto Álvarez, reafirmó este jueves que es «unilateral e ilegal» la decisión de Haití de construir en su territorio de un canal de «trasvase» que se nutrirá del río Dajabón, el cual irriga a los dos países.

Habló este jueves en una reunión conjunta de las comisiones de Fuerzas Armadas, Asuntos Fronterizos y de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional de la Cámara de Diputados, encabezada por el presidente del órgano legislativo, Alfredo Pacheco.

Durante la misma enumeró las acciones diplomáticas que ha desplegado el Gobierno Dominicano en interés de que el vecino país detenga dicha obra y se aboque a un diálogo técnico sobre las implicaciones de la misma.

Declaró que desde que República Dominicana se enteró de esos trabajos, en abril de 2021, ha estado haciendo esta exigencia.

ACCIONES DIPLOMÁTICAS

Dijo que el 27 abril de 2021 envió una nota diplomática al Gobierno Haitiano exigiéndole paralizar la construcción unilateral del canal por entender que viola el artículo 10 del Tratado de Paz, Amistad Perpetua y Arbitraje firmado por los dos países en 1929.

Agregó que el 5 de mayo Haití solicitó una reunión para explicar el proyecto y el 7 de mayo República Dominicana respondió acordando una reunión en el marco de la Comisión Mixta Bilateral Dominico-Haitiana, la cual fue celebrada el 27 de mayo del 2021.

“Contrario a lo expuesto por el Gobierno haitiano en la declaración conjunta que surgió del encuentro, no se accedió en forma alguna a la construcción del canal, sino lo contrario; se mantuvo la exigencia de que se detuviera la obra y se presentaran los estudios pertinentes”, manifestó. Además, insistió en que el canal perjudicaría gravemente el medio ambiente de ambos territorios y tiene potencial de inundar la planta binacional CODEVI, que emplea a unos 19,000 haitianos.

MEDIACIÓN INTERNACIONAL

Álvarez dijo que ante la indiferencia del Gobierno haitiano a los reiterados llamados a que se detenga la obra, República Dominicana buscó colaboración internacional de terceros imparciales, entre ellos el Secretario General de la OEA para detallarle todo lo relacionado al canal.

“Así las cosas, el 16 y 17 de octubre estuvieron en el país el director de Asuntos Jurídicos de la Secretaría General de la OEA, Jean Michel Arrighi, y otro funcionario para hacer el levantamiento de nuestra posición. Posteriormente hicieron una visita similar a Haití”, detalló.

ALTERNATIVAS FUTURAS Y POLITIZACION

El diplomático aseguró a los congresistas que aún existen alternativas por explorar para solucionar el diferendo.

“En la actualidad el tema se ha politizado, convirtiendo el canal en un baluarte del nacionalismo haitiano, involucrando a diversos sectores nacionales, incluyendo bandoleros armados”, señaló.

No obstante, consideró que con la reciente resolución 2699 del Consejo de Seguridad de la ONU se abre la oportunidad para restaurar la institucionalidad y el orden público en Haití.

Alvarez estuvo acompañado de los viceministros José Julio Gómez y Rubén Silié, el embajador dominicano en Haití, Faruk Miguel y el director de Estudio y Análisis Estratégicos de la Cancillería, Anselmo Muñiz y el director Jurídico, Boni Guerrero.

an/am/sp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *