martes 28 de mayo de 2024 16:59 pm

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

Las New York Liberty han dado la primera gran sorpresa de los Playoffs de la WNBA. El equipo de Sandy Brondello, clasificado en la última jornada y aparentemente bastante inferior a Chicago Sky, sacó la victoria del Wintrust Arena (98-91) en un frenético desenlace.

Después de que las vigentes campeonas dieran la vuelta al electrónico y se pusieran 8 arriba a poco más de 5 minutos para el final, todo cambió en Chicago. Con el pabellón encedido y las Sky camino de abrir la serie con un valioso triunfo, una acción de Marine Johannes cambió la dinámica en un abrir y cerrar de ojos. La escolta de New York Liberty, en una ejecución cargada de creatividad, decidió asistir a Natasha Howard con un pase de espaldas, a dos manos y por encima de la cabeza. El inicio del fin del equipo de James Wade, puesto que aquella canasta no solo derivó en 2 puntos, sino que abrió un nuevo partido de 3 minutos en el que las Sky no tuvieron respuesta alguna.

Chicago no volvió a anotar. Veteranas como Candace Parker, Courtney Vandersloot y Allie Quigley se combinaron para mediocres lanzamientos y New York Liberty sacó a relucir su mejor juego. ¿El parcial? 0-13 en casa del segundo mejor equipo de la temporada, campeón en 2021, con versiones muy destacadas de Ionescu, Laney y Howard. Impensable hace no tanto para un equipo que arrancó la temporada con una victoria en 8 encuentros y que ha sufrido numerosos altibajos.

Natasha Howard, una de las encargadas de hablar en rueda de prensa, no pasó por alto el pase de su compañera. “Estaba lista. Me recuerda un poco a una asistencia de Sue Bird, así que me trajo recuerdos», rememoró la interior estadounidense, protagonista en ambas acciones. Y es que lo cierto es que la creatividad de la francesa está dando mucho que hablar esta temporada, tanto por parte de los aficionados y prensa, como en el caso de sus propias compañeras. Marine Johannes está fluyendo sobre las canchas WNBA, encadenando acciones de alta dificultad con el toque artístico que tanto le caracteriza

Hace escasos días, la pívot Stefanie Dolson se abría en con los medios al respecto. Como una de las habituales receptoras de las obras de arte de Johannes, la interior tiraba de ironía para explicar sus sensaciones al compartir pista con la escolta: “He aprendido cómo juega y qué zonas son las mejores para darle el balón con éxito. Me estresa mucho por las cosas que hace en la cancha, pero estoy aprendiendo a lidiar con ello. Estoy contenta de que estemos pudiendo jugar tan bien. Es muy fácil apoyarla. Es una de las jugadoras más espectaculares».

Esa libertad y entendimiento con sus compañeras son los que están marcando la diferencia. Posiblemente, esta versión de Marine Johannes sea una de las mejores y más espectaculares de su trayectoria. Dos hechos que no han coincidido en el mismo punto por casualidad, sino por necesidad. Johannes necesita divertirse en la cancha así como el show duplica su calidad si la francesa se lo pasa bien. Una relación recíproca que está explorando puntos no conocidos hasta ahora gracias también a Sandy Brondello. «A Marine tienes que dejarla jugar, y por eso dije: ‘No te vamos a encerrar aquí’”, relevó hace unas semanas la entrenadora. «Cuando juega y no piensa demasiado, cuando solo sigue sus instintos, es genial», aseguró la australiana.

Johannes está promediando 10 puntos y 3.4 asistencias, yéndose hasta el 43.7% en lanzamientos exteriores y acumulando el mejor rating ofensivo de todo el equipo. Cuatro cifras que superan con claridad sus registros de 2019, año en el que se estrenó en la WNBA. «Creemos en ella y sabemos que es capaz de eso. Es una de las escoltas más talentosas de la liga. Tratamos de ponerla en posiciones en las que pueda ayudarnos y ayudarse a sí misma», apuntaba Sabrina Ionescu, reflejando el cariño que transmite el equipo (y su gran líder en este caso) hacia el juego de la escolta. Ese mismo que levanta del asiento a Brooklyn, atrae cada día más miradas en Estados Unidos y se convierte en la sombra, aunque tan solo sea en ciertos instantes, de una de las mejores europeas de siempre al otor lado del charco: Ticha Penicheiro.

gigantes.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *