miércoles 24 de abril de 2024 12:05 pm

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ El niño autista y sin habla Miguel Ramos de 9 años de edad, adoptado por una pareja dominicana murió el domingo tras caer por la ventana del cuarto piso en el edificio 240 de la calle Mount Hope Place en El Bronx.

La caída fatal del menor se produjo a las 4:10 de la tarde después que el niño escaló el sofá de la sala y la madre adoptiva, la dominicana María Ramos, había ido al baño brevemente, parándose en la ventana.

Al cierre de esta crónica los investigadores de la policía y el Departamento de Viviendas no habían aclarado si el edificio cuenta con violaciones al código de viviendas como la falta de protección en las ventanas de los apartamentos.

El menor subió hasta el alféizar de la ventana, que sostenía una unidad de aire acondicionado, abrió la ventana, perdió el equilibrio y cayó al pavimento.

 Se descartan manos criminales en la muerte del menor que ha conmocionado a todo el vecindario de la cuadra del edificio donde reside la familia dominicana.

“Fue un trágico accidente”, confirmó un portavoz del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD).

El niño fue llevado por paramédicos y policías al hospital Saint Barnabas en El Bronx, donde fue declarado muerto después de ser hallado inconsciente en el suelo.

Un vecino dijo el domingo que le realizó los primeros auxilios (RCP) al niño, de quien dijo que no pasaba mucho tiempo fuera de su casa.

“No salía, siempre venía de su casa a la escuela y de la escuela a la casa, siempre estaba arriba, en su apartamento”.

Familiares del niño muerto dijeron que estaba jugando con su hermanito de siete años en la sala del apartamento.

“Desde el 2013 yo la conozco, y es una excelente madre, precavida, y este caso me toca mucho porque mi niña también es autista y me hace sentir mal por el niño, yo lo conocía desde que estaba recién nacido”, dijo la dominicana Vitznia Santana, sobre la madre adoptiva.

La madre estuvo en el baño durante tres minutos y cuando regresó a la sala, ya el niño había muerto en la caída.

La policía no especificó el tipo de lesiones graves sufridas por el menor diciendo que la investigación sigue activa.

El Departamento de Salud de Nueva York lamentó ayer lunes en un comunicado la muerte de Ramos.

“Estamos profundamente entristecidos por este incidente y trabajaremos con agencias asociadas para determinar cómo se puede prevenir un evento como este en el futuro”, añade el comunicado de la agencia.

Mientras se esperan los resultados de la autopsia en la Oficina del Médico Forense, la madre devastada apareció en televisión dominada por el llanto y uno de sus otros hijos, Christopher Blanco amplió detalles de lo ocurrido mientras estaban en el apartamento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *