sábado 25 de mayo de 2024 13:56 pm

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

Kamila Valieva dio positivo por trimetazidina, un medicamento cardíaco que puede mejorar la resistencia en los Juegos de Invierno de Beijing-2022.

Cuatro años de suspensión fue la condena definitiva que recibió la patinadora rusa Kamila Valieva, cuyo positivo por dopaje sacudió los Juegos de Invierno de Beijing-2022.

El conflicto surgió tras el evento de patinaje de figura por equipos en los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022 en Beijing donde se reveló que la protagonista dio positivo por trimetazidina, un medicamento cardíaco que puede mejorar la resistencia.

Los resultados de la joven prodigio de 17 años, que en un principio no fue sancionada por la Agencia Rusa Antidopaje (RUSADA) por considerar que no había cometido “ninguna falta o negligencia”, no contabilizarán desde la fecha en la que entra en vigor la sanción, añadió el TAS, máxima jurisdicción del deporte mundial.

El TAS anunció que el castigo incluye “la descalificación de todos los resultados competitivos” obtenidos por Valieva desde que entregó la muestra. En Beijing, el equipo del Comité Olímpico Ruso (ROC) había finalizado primero, seguido por Estados Unidos y Japón, con Canadá en cuarto lugar. No se entregaron medallas posteriormente debido a la controversia del dopaje.

Además, el TAS mencionó que no tiene “alcance” para decidir qué sucederá con las posiciones finales del evento por equipos, añadiendo que esto recae en otros organismos deportivos.

En diciembre de 2022, una comisión de la Agencia Rusa Antidopaje indicó que Kamila no tenía “culpa o negligencia” en la prueba positiva del año anterior, mientras la patinadora también agregó que la droga fue ingerida accidentalmente. Sin embargo, la decisión de RUSADA fue apelada por el Comité Olímpico Internacional (COI) y la Unión Internacional de Patinaje (ISU), y hasta en Rusia se apeló una parte del fallo.

La sanción será retroactiva al 25 de diciembre de 2021 ya que Valieva, que entonces tenía 15 años, entregó la muestra contaminada en una competición solo meses antes de los JJ.OO. en la que fue atrapada. La prohibición terminará en 2025, justo a tiempo para competir en los próximos Juegos Olímpicos de Invierno, en 2026. Además, se le ordenó renunciar a “todos los títulos, premios, medallas, ganancias, premios y dinero por apariciones” ganados después de que se recogiera su muestra de dopaje positiva.

La decisión, casi dos años después del final del evento que se realizó en Beijing, es el último giro en una lucha que perduró en el tiempo e incluyó elementos importantes para quienes siguen los Juegos Olímpicos: grandeza atlética, dopaje ruso, acusaciones amargas y rumores de encubrimientos.

Pero, en su esencia, el caso resaltó la incapacidad del deporte mundial para hacer cumplir sus reglas sobre el control de los participantes y caer sobre los culpables y países de manera oportuna.

La determinación del tribunal podría tener consecuencias para otros patinadores. Debido a la participación de Valieva en la muestra por equipos, Rusia podría ser despojada de su primer lugar, con la victoria otorgada al equipo de Estados Unidos. Los resultados de ese certamen fueron uno de los puntos más controvertidos de los Juegos. Sin claridad sobre el estatus de Kamila, no se celebró ceremonia de medallas y fue la primera vez en la historia que no se entregaron preseas en un evento completado. Esto significó que todos los equipos abandonaron China sin su momento en el podio, ni sus medallas.

Por Joiner Martínez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *