lunes 24 de junio de 2024 16:44 pm

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

Sarai Rodríguez mantiene a sus cuatro hijos vendiendo comida mexicana en un carrito en Manhattan.

Este verano, la ciudad proveerá permisos supervisados para aquellos vendedores que empezaron a trabajar antes del 1 de Marzo del 2017. Sarai sin embargo, obtuvo su licencia para vender comida en el 2018 y no podrá obtenerlo.  

“Nosotros estamos como en el limbo”, dijo Rodríguez.

Sarai viaja diariamente desde Queens y dice que trabaja en el carrito con el permiso de otra persona lo que la mantiene con incertidumbre.

“Al tener yo mi propio permiso también le ayudamos a la ciudad porque nosotros estamos generando dinero para la ciudad, pagamos impuestos, pagamos todo entonces yo creo que tenemos el derecho también de tener ese permiso”, dijo Rodríguez.

En la ciudad de Nueva York hay más de 20 mil vendedores ambulantes que generan alrededor de 71 millones de dólares a la economía y pagan unos 293 millones en impuestos.

Los permisos de venta ambulante cuestan 500 dólares y son emitidos por el departamento de Salud e Higiene Mental de la ciudad. Estos permisos deben renovarse cada dos años pero a Sarai le cuesta casi 20 mil dólares poder trabajar con el carrito.

Durante una audiencia con el departamento de Salud e Higiene Mental, Sarai y otros vendedores ambulantes expusieron sus razones para que la lista de permisos supervisados se amplíe y que los beneficiarios no solo sean los vendedores de comida que están esperando desde el 2017.  

El departamento de Salud e Higiene Mental emitirá 445 permisos supervisados en los cinco condados anualmente, durante los próximos diez años.

Entre los permisos están: 100 permisos para trabajar en toda la ciudad, 300 permisos para trabajar solo en condados fuera de Manhattan y 45 licencias exclusivas para veteranos o personas discapacitadas.  

Sarai dice que después de llegar de México hace más de 20 años, tener su propio negocio es su mayor anhelo para continuar con su labor de madre soltera y poder ver a sus hijos terminar la universidad.  

“Yo creo que es lo único que hace falta, ese permiso ya para decirlo así, se cumplió totalmente el sueño americano”. 

ny1noticias.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *