miércoles 21 de febrero de 2024 08:57 am

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

Mientras que los agresores reían y aplaudían por el destrozo que estaban causando, otro grupo de clientes se limitó a observar y a grabar con sus teléfonos.

Un restaurante nocturno del Lower East Side ha estado cerrado durante días después de que un grupo de clientes causaron destrozos y atacaran a los empleados durante el fin de semana festivo del 4 de julio, todo por rehusarse a pagar a una salsa de $1.25. 

Los empleados de Bel Fries en Ludlow Street dijeron estar traumatizados al convertirse en blanco de la furia de un grupo de clientes que arrasaron con el lugar poco después de las 4 a.m. del domingo. 

El copropietario del restaurante le dijo a NBC New York que tiene seis empleados, pero ninguno desea volver a trabajar porque temen por sus vidas. Todos se recuperan de heridas físicas y emocionales, expresó. 

“Están destrozados. Tienen miedo. Una de ellas todavía no quiere salir de su casa. Tiene un hijo. Teme por su vida”, dijo el copropietario, que no quiso dar su nombre. o mostrar su rostro.

El caos dentro de Bel Fries comenzó cuando los empleados informaron a los clientes que el restaurante impone un cargo de $1.25 por la salsa extra para las papas fritas. 

“Querían salsa extra, pero no querían pagar por ella”, dijo el comerciante. 

Fue entonces cuando el grupo recurrió al salvajismo.

“20-30 botellas rotas, arrojadas a mis empleados, computadoras rotas, la tienda fue un desastre. Todo fue un desastre”, dijo el copropietario a News 4 New York. 

En un video ahora viral, se puede observar cuando una mujer arroja lo que parece una lata a los empleados y luego otros se suben al mostrador. Otros usan las botellas de salsa para golpear a los empleados, mientras arrojan un taburete.

El grupo también derribó la barrera de plástico antipandémica atornillada al mostrador, pero no terminó ahí. Continuaron arrojando objetos de metal y destruyendo computadoras, mientras que dos mujeres fueron vistas en diferentes momentos haciendo twerking en el mostrador del restaurante.

Mientras que los agresores ríen y aplauden por el destrozo, otro grupo de clientes se limita a observar y a grabar con sus teléfonos. El nuevo video exclusivo de News 4 New York muestra a los empleados detrás del mostrador tratando de cubrirse durante el ataque.

Tras el caos, tres mujeres fueron arrestadas. Todos enfrentan múltiples cargos y se enfrentarán a un juez el viernes.

El propietario de la pequeña empresa dijo que el restaurante abrió justo antes de la pandemia, soportó el COVID y estaba recuperándose cuando ocurrió el incidente. 

El comerciante dijo que visitó a sus empleados lesionados en el hospital, pero ahora se pregunta si merece la pena quedarse en la ciudad, azotada por una ola de crimen rampante. 

“Estoy pensándolo de nuevo, ¿vale la pena? ¿Vale la pena seguir haciendo algo en la Ciudad de Nueva York?”, dijo con frustración. 

telemundo47.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *