miércoles 24 de abril de 2024 12:45 pm

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

Peters, maestra de tercer grado en una escuela primaria cercana, estaba embarazada de más de 27 semanas, cuando fue asesinada por orden de Cornelius Green, el director de la escuela y padre del futuro bebé.

El exdirector de una escuela secundaria de St. Louis, Missouri, se ha declarado culpable de contratar a su amigo para matar a su novia embarazada en 2016, quien era maesta en la institución.

Cornelius Green, exdirector de la escuela secundaria Carr Lane Visual and Performing Arts, admitió pagar $2,500 dólares a Phillip Cutler para asesinar a la profesora Jocelyn Peters, de 30 años. Cutler está próximo a enfrentar juicio por su supuesto papel en el crimen, según informó Fox News Digital.

Los fiscales federales revelaron que el dinero utilizado para pagar a Cutler fue robado de un fondo escolar para una excursión y enviado por correo a través de UPS, utilizando la dirección de la escuela como dirección de remitente.

Green se declaró culpable de cargos federales de asesinato a sueldo y conspiración para cometer asesinato a sueldo, evitando así la posibilidad de enfrentar cargos estatales que podrían llevarlo a la pena de muerte.

Estaba casado

Peters, maestra de tercer grado en una escuela primaria cercana, estaba embarazada de más de 27 semanas del hijo de Green. El crimen ocurrió el 24 de marzo de 2016, cuando Cutler, llegado a St. Louis unos días antes, mató a tiros a Peters mientras dormía en su apartamento del Central West End, utilizando una pistola calibre .380 y una papa como silenciador.

Green, que tenía varias relaciones románticas además de estar legalmente casado en ese momento, intentó establecer una coartada al viajar a Chicago, informó KSDK.

Posteriormente, fingió descubrir el cuerpo de Peters y llamó a la policía. La sentencia de Green está programada para el 5 de junio.

El juicio de Cutler, programado para comenzar el 11 de marzo, arrojará luz sobre los detalles específicos de la planificación y ejecución del asesinato. Mientras tanto, la comunidad sigue conmocionada por la noticia y espera que se haga justicia en este caso tan trágico y desgarrador.

Por Raúl Castillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *